jueves, abril 03, 2014

Somos Tú, Yo y El Todo


Y somos todo eso que vemos, lo que no hemos visto y que veremos
eres eso que nadie sabe pero que todos son y que sabrán ser
soy eso que no soy y que me hace ser pero me hace ser quien otros quieren que sea.

Soy el todo y la nada, soy lo que quieras que sea
Somos tiempo, aire, fuego y agua
Eres belleza, fealdad, tristeza y felicidad

Soy distinto y como tú, soy lo que no eres y tú no eres lo que soy
Soy más siendo lo que no sé y esperando ser lo que aman que sea

Soy yo... ¿y tú?

domingo, octubre 27, 2013

Amor y Pseudoamor


Y dime pues, qué es el amor, ahora que lo dices sentir, ahora que lo percibes entre tus suspiros y anhelos. Dime, qué es el amor. Podrás describirlo, decirme qué es, cómo lo sientes y qué pasa con él.

No lo sé, tal vez nadie sepa decir si el amor es como uno piensa que es, pero sé que sabrán decir que lo sienten y que existe.

Sólo sé que para hablar de amor tendré que hablar de eso que no es bueno en el amor y eso que no te haría a ti, sí, eso que otros decían harían y crearían pero que sólo no pudieron concebir en ti.

Entonces, podría decirte que amor no es pensar en limitar a una persona para asegurarse de que nada le pase ni que alguien la vea; amor no es dar regalos insulsos que cualquiera podría dar, amor no es aferrarte a algo y justificar acciones con carencias que cualquiera podría afrontar; amor no es ser feliz haciendo menos feliz a otro; eso no es amor.


Amor quizá es ver una actitud nueva que enaltece el alma; amor es tal vez saber y hacer que el otro sea mejor persona poco a poco; amor es percibir un apoyo incondicional y sin límites; amor es crear y hacer eso que uno pensaba imposible y sí, así, es que el amor es todo eso que uno no creía percibir pero que con alguien pudo -puede- aprender. El amor es así, por lo que tú eres el amor para mí.  

domingo, septiembre 22, 2013

Perdido

Y sí, me pierdo... Y me pierdo en el limbo de las ideas, quisiera percibir ese recuerdo que mi mente acapara y guarda cuando me besas. 
Sin embargo, sólo de recuerdos la vida no es más que acciones sin sentido. 

Y me pierdo por que el amor que sé que siento no es como el que sé que sientes y que sé que has sentido. Nada es igual y amar es eso, único y sin igual. 

Y me pierdo en la inmensidad de eso que nunca podré entender ni con la más divina ayuda, sólo porque sé que el amor no es infinito pero sí diferente; porque sé que amando a alguien uno se puede enamorar de otra persona. 

Por que sé que todo es posible, porque sé que hay imposibles creados por uno. Por eso me pierdo, para que el amor sea amor y el destino sea yo, y la vida los una cuando pueda -quiera-. 

miércoles, septiembre 04, 2013

El Deseo, El Amor y La Lindura

Para Ariadna, la que comprende lo que yo no termino de comprender

Y tal vez el dormir y soñar sean sólo un pretexto para recordarte y sentirte. 
Mientras, veo el viento saludar de golpe a los árboles, eso que me hacen percibirte y memorizarte. 
Sí, es que a veces no son suficientes tus besos y abrazos, hay veces que nada de eso satisface el alma. Sin embargo, contigo mi alma vive y la vida se mueve. 

Pero con todo ese sentimiento se olvidan esos días sin emoción, de tristeza y desamor. 
Y es entonces que tú, con tu alma libre, puedes vivir y seguir siendo eso que todos saben de ti, que día a día ven pero que tú ocultas. Ser amor, belleza, felicidad y emoción. 

Tal vez todo está mal, lo que pienso, lo que hago y dejo de hacer, la vida y las acciones inesperadas, pero la única cosa existente en la que siempre estaremos de acuerdo es en el amor. En cómo amo el hecho de que me ames y te ame de forma rara. 

Y nuevamente me quedo, entonces, pensando en el tiempo, aquel que te doy y con el cual recibo felizmente besos y abrazos. Pienso y pienso, el tiempo es tiempo y se va, nosotros nos quedamos, nos amamos y por siempre nos recordamos. 

Eternos somos, uno con el otro, los dos juntos mientras lo demás simplemente se va. 

Somos una cosa, eso que siempre quieres y aquello que yo siempre deseo no dar a ver. Juntos, sólo así podremos ser. 

sábado, julio 27, 2013

El Amor



¿Qué piensas sobre el amor? ¿Crees que debe ser como es? ¿Y si hicieras algo distinto a lo que todos siempre hacen y dicen sentir? ¿Si amaras y quisieras de forma distinta? ¿Te gustaría? ¿Lo harías? ¿Pensarías que es malo? ¿Por qué preguntas y esperas lo que no sabes qué es? ¿Cómo esperas amor, si cada vez que uno ama, ama de modo distinto? ¿Quiénes o cómo piensan que el amor real es real cuando lo es? ¿Amarías amar la idea de amar sin prejuicios ni desamores? ¿Has amado? ¿Qué es el amor, tú lo sabes?

domingo, junio 23, 2013

Un Problema Llamado Destino

Y me quedo dormido para vivir y en vida sueño para volverte a recordar.
Acordarme de tu increíble sonrisa, esa que iluminó algunas de mis mañanas y que se eclipsó con unos besos. 

Y espero a ese destino, el que me regaló un instante para conocerte y una vida para escribirte.
Mismo al que siempre le apuesto algo con tal de que mi suerte transforme y vuelva a verte. 

Y sí, es el destino mismo que me quitó tus brazos y me dejó en la penumbra.

Este mismo es parte de la vida, esa que en parte vislumbré contigo y la cual me dejó sin ti. 


Entonces seguiré jugando con el destino, ya que aunque no haya hecho que pensáramos que lo que fue nunca será... Sé que sabes que somos eso que durará una eternidad pero que nunca será una realidad. 

lunes, junio 17, 2013

La noticia se hace, nace o se crea


En un lugar llamado México
El México contemporáneo es una mezcla de costumbres, recursos naturales, bellezas artificiales y mujeres de todo tipo. Desde las entrañas de la tierra, la que deja que nazca el agave y el maíz, una nación emerge entre sus caídas y orgullos.

Por encima de los cielos estrellados y debajo de ellos, viaja un aire que ventila cada sendero de gloria, aquellos donde los mayas y teotihuacanos fundaron sus ciudades y sus pirámides.

Entre sus cascadas, ríos, bosques y desiertos, se muestra el sentimiento que dormido está en cada uno de los habitantes que, de vez en vez, recuerdan lo que este país les da cada día. Por cada una de las batallas ganadas –o perdidas –entre los revolucionarios, los tiranos y el pueblo abnegado, se muestra el carácter de una visión y cultura unificadora.

Desde las cumbres de las sierras, donde vuelan los anhelos y la sombra del águila que se posó en un nopal para comer una serpiente, en esas cúspides se percibe el orgullo azteca. Entre los sabores del mezcal, las tortillas y el mole negro, se esconde el sudor de matanzas, guerras, conquistas y opresiones.

Desde los límites de la selva en Guatemala y Belice, el océano Pacífico, el Río Bravo y el océano Atlántico, se conforma una ilusión que se distingue por una bandera tricolor. Por en medio de las calles empedradas, los edificios antiguos, las iglesias y los campos, las personas recorren sus sueños, esos que en un momento serán parte del éxito o el fracaso de una acción.

Entre sus mujeres, niños y hombres, se edifican las ideas que la legua española sólo puede comprender y compartir. Entre el Sol abrasador, el frío espeluznante, la riqueza de unos cuantos, la pobreza de millones y la alegría incesante es que México es una región inigualable y extraordinaria.

Sí, ese México maravilloso se construye en gran parte por la opinión pública, la descripción e información que las principales televisoras del país exponen ante las pantallas de cada hogar, es el medio de comunicación masiva más incluyente de todos los que existen. Todo lo expuesto en la TV es de un modo no siempre certero u objetivo, sino controlado, editado y manipulado para generar resultados específicos a corto, mediano y largo plazo. Todo eso sucede ante la percepción de muchos que saben qué pasa pero omiten qué quisieran que pasara en el país porque sólo piensan que lo que pueden hacer que pase, no pasará.

Un gran dilema…Entonces, México es, pues, una nación plagada de dogmas, costumbres e ideologías viciadas por unos cuantos. Y a pesar de que muchos hablan de libertad en la  expresión mediática televisiva, en estos últimos 13 años las noticias han estado de un solo lado, el lado de los que tienen poder político, dinero o la capacidad para hacer que alguien viva o muera sin sentido aparente.

Así son las noticias en México, así es la televisión en esta región, por eso hay que entenderla un poco más, ser conscientes de eso que vemos siempre.

13 años de evolucionar –involucionar –informativamente y políticamente

Desde el año 2000 la política y la sociedad mexicana comenzó a modificarse, todo por uno de los cambios más importantes de la era democrática mexicana, la caída del Partido Institucional Revolucionario (PRI) y la llegada del Partido Acción Nacional (PAN) fue el parte aguas que dio una nueva generación de información, democracia y sociedad.

En ese ciclo, el Gobierno mexicano a cargo de Vicente Fox exponía una política social abierta, liberal y hasta mordaz. Tras más de 30 años de presión estatal, los medios televisivos y sus programas informativos se abrían ante las opiniones de expertos para criticar, desmentir, informar y mentir acerca de cualquier tema.  No obstante, este tipo de discurso político-informativo era parte de una estrategia, cual objetivo era hacer pensar que había un cambio radical en todos los aspectos del Estado. Acción que sólo fue una aparente evolución democrática ya que los abusos de poder y la corrupción gubernamental fue muy poco atendida por los noticieros televisivos de México. Las principales productoras y repetidoras de contenidos en la República Mexicana, Televisa y TV Azteca, siempre oponían, ocultaban o editaban las noticias según su conveniencia.

“En dos siglos de historia en México tiene un registro muy documentado de cómo las formas más perniciosas del gobierno han prevalecido por encima de los principios constitucionales, no como una rareza, sino como un hábito común del poder” (Gertz Manero, Alejandro; Maldonado Venegas, Luis, 2010, p. 56).

Y entonces la tradición del PRI se volvió herencia en el PAN, las condiciones sociales y el crecimiento del país fue marginal o casi mediocre, el Producto Interno Bruto (PIB) creció en promedio 1.77% al año durante la gubernatura de Vicente Fox. Hubo estabilidad pero esa calma y constancia no eran suficientes para disminuir drásticamente la tasa de desempleo ni servía para hacer que los pobres se unieran a la Población Económicamente Activa (PEA).[1]

La información publicada diariamente por los noticieros televisivos era –es– escueta, trivial y subjetiva, sólo pocos medios culturales promovían acciones reales y congruentes, sin embargo, éstos eran –son–, en su mayoría,  revistas y medios poco comunes y por lo tanto poco o casi desconocidos o con poca penetración entre la gente mexicana.

La televisión se conformó, entonces, como una secretaría del Gobierno, proveyendo contenidos y productos que sólo creaban una opinión sesgada de todos los acontecimientos, mismos que millones de personas consumieron y adoptaron como verdad absoluta. La sociedad, al paso de los años se dividía y se consolidó en tres grandes bloques, los desinteresados, los aparentemente informados y los conscientes y estudiados. Todos dentro de un país, cuyo Gobierno sólo trabaja para unos cuantos, sí, para muy pocos. ¿Por qué?, por el simple hecho de que los ricos siempre pueden generar más riqueza y al contrario, los pobres, sólo generan gastos, desde su filosofía de poder. Durante 5 años del mandato de Fox, la aparente libertad de expresión se degradó a punto de volverse un espectáculo, de modo que las noticias eran burlas, fallas o críticas no constructivas de políticos, famosos y servidores públicos. Tanto que hasta el mismo ex presidente Vicente Fox fue expuesto y mitificado como un idiota, verdad que con un poco de raciocinio cualquiera podría dirimir pero gracias a la televisión todo el mundo lo percibió y conoció al inepto mandatario mexicano. Si no creen eso, recuerden cuando dijo que “Jorge Luis Borgues era un buen escritor argentino”.  La prensa mexicana lo hizo pedazos y su credibilidad cayó, haciéndolo ver como un simple títere o bufón.

Los encargados de dar noticias se convirtieron en cómicos de toda clase, por un lado salían los pseudocomunicadores, quienes presentaban notas o videos con un tono poco crítico. Incluso varios noticieros comenzaron a usar edecanes–supuestas profesionales del periodismo –para engalanar los noticieros. Las noticias se decían entre chistes y hasta un dizque líder de opinión disfrazado como payaso gritaba y decía cómo debería ser el país.

En esos años, todos los noticieros empezaron a autocuestionarse y a ser aparentemente más tolerantes, ponían programas o contenidos relativamente críticos pero que finalmente no esclarecían la situación real que la sociedad mexicana pasaba. Era una simple estrategia para hacer ver a los televidentes que ellos –los empresarios de las noticias televisivas –son también gente pensante y que querían ayudar al progreso de los menos culturizados. Cuestión que siempre ha sido cuestionada y estereotipada por ellos mismos desde el inicio de la TV en México.

“Las relaciones públicas y el control de los medios masivos de comunicación han sido parte de las naciones democráticas desde la era moderna. Hoy en día, las estrategias han cambiado pero el fin de éstas es el mismo, someter y manipular a las masas para así controlar la condición social sin peligro de una revolución o reclamo masivo” (Chomsky, Noam, 1998, p. 131).

Es pues, que ante la carrera por la presidencia del 2006, las opiniones y tergiversaciones informativas fueron clave para que las opiniones públicas de los entonces candidatos a presidentes Andrés Manuel López Obrador y Felipe Calderón Hinojosa fueran conducidas a puntos importantes donde las posturas políticas de millones de mexicanos fue viciada por contenidos especiales de la TV.

Chomsky, Noam (1998) considera que una de las estrategias de manipulación de los medios masivos de comunicación es la de “crear un problema y a la vez ofrecer una solución. Se crea un problema, una situación que cause alguna reacción en el público, este es el principal de los pasos que desea que acepten”. (p. 92). Dadas las circunstancias anteriores las televisoras desde ese entonces, el año 2001, cumplen con crear mala fama y/o hacer buena imagen y prestigio a empresas o a alguien. Nadie está a salvo de la televisión.

Gertz Manero, Alejandro; Maldonado Venegas, Luis (2010) explican que “en nuestro modelo político, predomina la tendencia hacia la concentración mediática y empresarial, promoviendo a las legendarias figuras del cacique o personaje político dominante que prescinde, lo más que puede, de las instituciones y leyes y ejercitan su funciones con arreglo a usos y costumbres autocráticas”. (p. 80).

El ciclo presidencial de Felipe Calderón (2006-2012), dictaminado por un fraude electoral, es más un ciclo de terror y violencia, que un periodo de crecimiento socioeconómico. El PIB promedio durante los 6 años de presidencia panista de Calderón no fueron suficientes para generar un progreso en la vida diaria, puesto que el 1.9% de alza anual de dicho índice fue sólo bueno para consolidar las fortunas de los que más tienen. A eso hay que sumarle más de 100 mil muertos por la guerra en contra del narcotráfico. [2]

Y en cuanto a las televisoras,  todas siguieron la temática anterior pero ahora le sumaron estrategias, descontentos e ingobernabilidad en numerosos estados de México. Ante eso, la televisión se vuelve un aliado para poder legitimar el sexenio. A modo de “reality shows”, las dos televisoras del duopolio de medios audiovisuales mexicano mostraban acciones represoras ante el pueblo mexicano, tales como Acteal y Texcoco. Poblaciones donde el abuso de la autoridad cayó para demostrar el largo y duro brazo de la ley.

“La acción comunicativa depende de contextos situacionales que a su vez son fragmentos del mundo de la vida de los participantes en interacción”. (Habermas, Jürgen, 1992, p.358). Justamente, así como el teórico y filósofo Habermas describió, así el gobierno de Felipe Calderón instaura el uso de Televisa y TV Azteca a su favor.

Ya en el 2012, en vísperas de la huida de Calderón, las elecciones presidenciales de julio pondrían a favor de algún personaje –Enrique Peña Nieto– el destino de la gente por otros 6 años. Y tras otro fraude, Peña Nieto gana la presidencia y asciende al poder en diciembre del 2012.

Los medios, como siempre, fueron partícipes y socios del triunfo de Peña Nieto. En este caso, Televisa, fue acusado en innumerables veces por el semanario mexicano Proceso y por el diario inglés The Guardian por manipular la imagen e información sobre Peña Nieto y López Obrador. Hecho que aunque se corroboró y denunció pasó inadvertido e inconsistente por el Tribunal Federal de la Nación con lo que se volvió a conceder aprobación a acciones que violan la democracia y la inteligencia de todo aquel que vive en México.

Es claro que las Televisoras, principalmente Televisa, trabajan junto al Gobierno Federal para imponer una cultura que en vez de enseñar, degrada la mente e impone una ideología de falsa felicidad ante los problemas diarios.

Chomsky, Noam (1998) decía que “los medios de comunicación promueven en el público la creencia de que está de moda ser estúpido, vulgar e inculto.” (p. 112).

¿Es una moda ser pobre, desempleado y sin educación en México?

Bajo el esquema democrático y neoliberal del Estado Mexicano es seguro que más que moda, el tener carencias y poca solvencia económica se traduce en parte de un destino. Un destino casi siempre fatal y desaventurado. Durante los años en que gobernó el PAN los planes “Oportunidades” y el “Plan Nacional de Desarrollo” y la “Cruzada Contra el Hambre”, ahora con el PRI, se han usado para supuestamente palear la pobreza y disminuir el hambre de las familias más necesitadas.

La realidad es, que como se ha hecho en los últimos 30 años, México no sólo ha dejado desprotegidos a más de 55 millones de pobres, sino que ha permitido que la vida de la muy pequeña clase media se fragmente y disgregue cada vez más.

Y tras más de 6 meses de la gubernatura de Enrique Peña Nieto, México parece estancarse, una vez más, en una crisis, la inflación creció un 4.4% en el primer trimestre del 2013, las industrias de la construcción y la manufactura también presentan caídas del 2.1% y 1.7% respectivamente, a eso hay que añadirle una ola de aumentos en los alimentos y el peaje del transporte público. [3]

Entonces, qué más falta que pase para que la gente se canse y exija un gobierno ejemplar. Qué falta.


Bibliografía

  • Teoría de la Acción Comunicativa, JürgenHarbermas, 1992, Editorial Taurus.
  •  Democracia Real y Poder Ciudadano, Alejandro Gertz Manero y Luis Maldonado Venegas, 2010, Editorial Porrúa.
  • Noam Chomsky, Secretos Mentiras y Democracia, 1998, Siglo XXI Editores.
  •  Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).
  •  Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).



[1] Cifras obtenidas del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).
[2]Cifras obtenidas del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).
[3]Datos al tercer trimestre de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).